Orando con San Juan de la Cruz



Y todos cuantos vagan
de ti me van mil gracias refiriendo...

Bueno será (...) le respondamos mostrándole el lugar más cierto donde está escondido (...) Para lo cual es de notar que el Verbo Hijo de Dios, juntamente con el Padre y el Espíritu Santo , esencial y presencialmente esta escondido en el íntimo ser del alma(...) Está, pues, Dios en el alma escondido, y ahí le ha de buscar con amor el buen contemplativo, diciendo. ¿A dónde te escondiste?

¡Oh, pues, alma hermosísima entre todas las criaturas, que tanto deseas saber el lugar donde está tu Amado para buscarle y unirte con él ya se te dice que tu misma eres el aposento donde él mora y el escondite donde está escondido; que es cosa de gran de contentamiento y alegría para ti ver que todo tu bien y esperanza está tan cerca de ti que este en ti o, por mejor decir, tu no puedas estar sin él. Cata -dice el Esposo- que el reino de Dios está dentro de vosotros (Lc 17,21); y su siervo el apóstol san Pablo: Vosotros dice- sois templo de Dios(2Cor 6,16).

Grande contento es para el alma entender que nunca Dios falta del alma, aunque esté en pecado mortal, cuánto menos de la que está en gracia... 
 
 

Comentarios

Entradas populares de este blog

San Patricio, el trébol y la buena suerte

¿Adónde te escondiste…? Fr. Miguel Márquez (Cántico Espiritual 01)

¿Queremos una ley nueva?: Necesitamos un corazón nuevo

THÈRÈSE, la película sobre Santa Teresita

Déjate amar (Sor Isabel de la Trinidad)