En Casa de José, por Fr. Miguel Márquez


Os voy a proponer irnos de visita. Os invito a salir de vuestra propia casa para adentrarnos en otra, en la casa de José de Nazaret, y dejarnos introducir por él mismo en sus rincones y explorar la sabiduría de cada una de sus estancias, la vida que desprenden sus paredes.
No es principalmente un edificio, y es más que una metáfora. La casa de José es su intimidad, su hondura, en la que él mismo, por extraño que parezca, nos quiere conducir a nuestras propias estancias interiores.
Auscultaremos de José su silencio y su trabajo, su confianza y su cuidado de las cosas más pequeñas de la vida…


Comentarios

Entradas populares de este blog

San Patricio, el trébol y la buena suerte

¿Adónde te escondiste…? Fr. Miguel Márquez (Cántico Espiritual 01)

THÈRÈSE, la película sobre Santa Teresita

Déjate amar (Sor Isabel de la Trinidad)