Mes de Mayo, mes de María

Empezamos con una Ofrenda de flores a María:


Hacemos ahora un recorrido histórico del Ave María, que tiene su fundamento en el Evangelio de san Lucas

Está compuesta de dos partes: en la primera se recogen los pasajes bíblicos del saludo del arcángel Gabriel en la Anunciación (Dios te salve, María, llena eres de gracia, el Señor está contigo) y el de su parienta Isabel, llena del Espíritu Santo, cuando María fue a visitarla (Bendita tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre). La segunda parte es una súplica tradicional, en la que se pide la ayuda de María, para que ore por la humanidad.

Vamos a escuchar una de las versiones más antiguas, se trata de un Ave María gregoriano.


Y ahora un clásico, favorito en muchas bodas: el Ave María de Schubert. Esta pieza tiene una historia muy curiosa porque no fue compuesta como un tema religioso. En un primer momento se trató de un arreglo que Schubert hizo de una canción popular del poemario épico de Walter Scott, La dama del lago. En el poema original, la protagonista se esconde junto a su padre en una cueva para evitar la venganza del rey y canta una oración a la Virgen María pidiendo su ayuda. El inicio de la canción y del estribillo, “Ave María”, fue lo que posiblemente llevó a que se adaptase como una versión de esta oración. Tan popular se ha hecho que muchos hemos pensado siempre que originalmente Schubert la escribió así.

La escuchamos interpretada por Luciano Pavarotti.



Tomás Luis de Victoria, quizás uno de los músicos españoles más importantes, también compuso un Ave María. Se trata de un motete, una composición polifónica de cantos. La escuchamos interpretada por el Coro de RTVE, dirigido por Lorenzo Ramos.


El Ave María de Charles Gounod (compositor francés conocido por Marche fúnebre d’une marionette que Alfred Hitchcock eligió para la cabecera de su programa Alfred Hitchcock presenta y por haber compuesto el himno de la Ciudad del Vaticano) está basada en la música del primer preludio de El clave bien temperado de Johann Sebastian Bach.

Vamos a escucharla cantada por la soprano italiana Renata Tebaldi.


Nos fijamos también en un Ave María de la Iglesia ortodoxa rusa, quizás una de las mejores piezas del compositor Segei Rachmaninov. La escribió en 1915, dos años antes de emigrar a los Estados Unidos. Es conocida como Bogoroditse Devo y es parte de una obra compuesta para acompañar una vigilia nocturna.


Terminamos con algo procedente del cine, el Ave María que el compositor polaco Michal Lorenc escribió para la película Prowokator (1995).

La escuchamos interpretada por la soprano rusa Olga Szyrowa.

 

 Tomado de Por: blogs.elpais.com



¡Felicidades a todas las madres, 
y a todas las que albergáis 
y cuidáis lo más tierno de la vida!





.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Adónde te escondiste…? Fr. Miguel Márquez (Cántico Espiritual 01)

San Patricio, el trébol y la buena suerte

THÈRÈSE, la película sobre Santa Teresita

Déjate amar (Sor Isabel de la Trinidad)