Entrar en la hondura de la propia verdad, por Hna. Teresa Gil Muñoz








ENTRAR EN LA HONDURA DE LA PROPIA VERDAD
por Hna. Teresa Gil Muñoz de la Compañía de Santa Teresa de Jesús

La verdad en el Libro de las Moradas

Acercamiento y divulgación de la experiencia teresiana, ofreciendo un espacio de encuentro con Santa Teresa de Jesús, en concreto en el contexto de las Moradas, y desde la experiencia de nuestros contemporáneos, pues Santa Teresa tiene hoy una palabra que decirnos.
Teresa de Jesús, tierra firme, lugar de encuentro, nos ofrece lugares comunes donde todos nos encontramos reflejados, pero al mismo tiempo Teresa ha tenido la habilidad de ofrecernos sus propias certezas como trozos de camino recorrido que nos dan una orientación.
El horizonte con que ella inicia el libro de las moradas es ponernos en contacto con nuestra propia verdad, en relación de tú a tú con aquel que sabemos nos ama.
Fases que irá desarrollando para entrar en la propia verdad:
1. Despertar
2. Entrar
3. Permanecer
4. Ensanchar
5. Amar
6. Nuevo despertar

Como el palmito que para llegar a lo que es de comer tiene muchas coberturas que todo lo sabroso cercan, así cada pequeña gran verdad no es más que una cobertura que nos impide saborear lo más sabroso de nosotros mismos.

Pistas para este camino de hacer verdad (a modo de pinceladas):

· Hacer frente a la complejidad como persona, confusión y riqueza de mis deseos. Caer en cuenta de mis propias contradicciones, de mis enredos.

· Poner palabra verdadera a lo que sentimos, experimentamos, y vivimos, sin delegaciones, sin esperar a que otro me diga lo que siento, lo que deseo, o lo que me pasa. Ser conscientes de nuestra facilidad para el autoengaño. Invita a una sana sospecha sobre nosotros mismos y nuestros intereses. En definitiva es vivir atentos.

· Caer en la cuenta en que el camino de hacer verdad en nosotros pide ajustes, por eso Teresa anima a vivir con libertad desde lo posible, y a la vez no sólo desde nuestros condicionamientos. Que nuestro propio conocimiento no sea rastrero y cobarde. Ajustes también desde las expectativas ajenas, de lo que otros opinan y piensan de mi. Igualmente pide ajustes de nuestros propios deseos.

· Criterios de discernimiento para saber si voy en verdad. Dar credibilidad a través de la verdadera humildad, de la libertad y el ajuste entre lo que vivo por dentro y lo que vivo por fuera. Como fruto del hacer verdad cada vez se acorta más la distancia entre el mundo exterior y el mundo interior, lo que vivo desde dentro y lo que reflejo al exterior.

· Caer en la cuenta en que el camino de la autenticidad no se recorre solo sino que se vive con otro. Nuestro interior es demasiado confuso para transitarlo solos, es necesario hacerse espaldas, hacerse amigos que traten de lo mismo. Es importante tener a quien acudir para no hacer en nada tu voluntad, que en eso nos dañamos. Procurar quien esté con mucho desengaño de las cosas del mundo, con alguien que tiene experiencia en este proceso de andar en verdad.

Teresa es mujer exploradora, y porque ha explorado se convierte en guía, maestra y compañera.
Cuando los mapas ya no sirven hay que mirar las estrellas.

El libro de moradas no es tanto un mapa fijo estático, sino como una estrella que es una invitación para saber que el camino lo tienes que recorrer tú.







Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Adónde te escondiste…? Fr. Miguel Márquez (Cántico Espiritual 01)

San Patricio, el trébol y la buena suerte

THÈRÈSE, la película sobre Santa Teresita