Oración con los patitos

 
Salí de mi mismo,
me asomé a la vida,
y ¡qué vértigo!
 
Soy muy pequeñito,
y apenas tengo alas.
Encima soy un pato,
un pato diminuto.
 
No he volado nunca,
ni he surcado ningún cielo.
 
¡Con lo a gusto que se está en el nido!,
pero algo me dice que tengo que bajar,
que he de atreverme a dar un nuevo paso,
decir adiós a mi estancia aquí.
 
He de avanzar a la siguiente morada.
 
DSC_0265
 
 
DSC_0294
 
Me cuesta un poco,
sobre todo si miro demasiado.
 
Alguien me guía,
y vela por mi.
 
Me atrae a sí
con gran amor.
 
DSC_0196
 
 
DSC_0228
 
 
Första Hoppet ut i livet 936 !!! 1
 
Anda,
pero si me acompaña un hermanito,
¡qué alegría!
 
Aunque a veces el camino es en Soledad
 
boklövss
 
Hasta llegar
 
Gracias, Dios, porque tú estás delante,
y me atraes con cantos de amor.
 
DSC_0275
 
 
DSC_0299
 
La naturaleza se caracteriza por su sencillez y por su confianza.

Nos cuesta seguir nuestra Naturaleza.
 
¡No veis los lirios, el Padre los viste!
¡y a las aves les da su alimento!
 
Ahora el pequeño puede pasar a la siguiente etapa…
Ya no puede volver al nido,
el valor está en lo que viene delante y no detrás.
 
Si queréis saber quién le esperaba abajo,
quién le animaba, y algo de la siguiente etapa:
 
 
Fotos tomadas de:

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Adónde te escondiste…? Fr. Miguel Márquez (Cántico Espiritual 01)

San Patricio, el trébol y la buena suerte

THÈRÈSE, la película sobre Santa Teresita

Déjate amar (Sor Isabel de la Trinidad)