Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2014

Aprender a Orar con Teresa en la Vida Cotidiana, Fr. Miguel

Imagen
Para Descargar Audio, pulsa en la foto de Fr. Miguel:

Ensuciarse con los pecadores

El verdadero cristiano no tiene miedo de ensuciarse las manos con los pecadores, de arriesgar también su fama, porque tiene el corazón de Dios que quiere que nadie se pierda: lo dijo el Papa Francisco en la misa matutina en la casa de Santa Marta. http://media02.radiovaticana.va/audio/audio2/mp3/00451937.mp3Al centro de la homilía del Papa Francisco las dos parábolas de la oveja perdida y de la moneda perdida. Los fariseos y los escribas se escandalizaron porque Jesús “acoge a los pecadores y come con ellos”. “Era un verdadero escándalo en aquel tiempo, para esta gente”, observa Francisco, que exclama: “imaginemos si en aquel tiempo hubieran existido los periódicos”. “Pero Jesús ha venido para esto: para ir a buscar a aquellos que se habían alejado del Señor”. Estas dos parábolas - explica - “nos hacen ver cómo es el corazón del Señor”. Dios no se detiene, Dios no va hasta un cierto punto, Dios va hasta el final, al límite, siempre va al límite; no se detiene a mitad del camino de la…

Camino a una vocación, Santa Teresa

Imagen
“Nos acompaña también la Homilía de Fr. Miguel Márquez, Provincial de los PP Carmelitas Descalzos de Castilla”



Un día como hoy, hace 479 años, Santa Teresa iba de la casa donde vivía al monasterio de la Encarnación, un día como hoy, hace 478 años, Teresa tomó el hábito, y hace hoy también 477 años de la profesión de Santa Teresa de Jesús.
Se trasladó en procesión la imagen desde el convento de La Santa hasta el monasterio de la Encarnación. La lluvia hizo acto de presencia en mitad del recorrido y la talla de Gregorio Fernández, que fue tapada con plásticos, tuvo que refugiarse en el Parador durante unos minutos.



Antes de que saliera la imagen, la iglesia del convento de La Santa se llenó para la misa que presidió el prior, David Jiménez, quien leyó el fragmento del Libro de la Vida en el que la mística abulense relataba su toma de hábito.





«Santa Teresa recuerda años más tarde ese paso como un momento importante, señaló el carmelita. Por un lado, el sufrimiento que lleva por salir…

Cantaré eternamente tus misericordias